Cómo hacer un disfraz de flor

Un disfraz de flor es muy fácil de hacer, puedes vestirte de verde con un tono que recuerde a la naturaleza y colocarte en una gorra o sombrero una gran flor de colores que haga parecer que nuestro cuerpo es el tallo y la cabeza la propia flor. Todo ello con una gran sonrisa y alguna hoja a lo largo del tallo que decore todo nuestro cuerpo.

Para hacer la cabeza necesitamos tela de dos colores, la tela central en un tono amarillo vivo por ejemplo y otra tela en color blanco, entonces llegará el momento de comenzar a coser, para ello cogemos tela amarilla y hacemos un circulo, como si de un cojín se tratara, y como si así fuera la rellenamos también de espuma. Tiene que quedarnos más o menos plano, para que parezca realmente una flor.

Ahora llega el momento de coser los pétalos, estos deben coserse a los lados del circulo amarillo que hemos hecho antes, y podemos hacerles dibujos de color rojo por ejemplo, con formas de sonrisas, smileys o, si somos suficientemente habilidosos, con forma de abeja o de avispa polinizando nuestra flor.

Además de hacer estas formas bordadas podemos hacer un pequeño peluche o comprarlo, con forma de hormiga, avispa, abeja… o cualquier animal de este tipo y ponerlo sobre nuestra flor, y de este modo parecerá aún más vivo y radiante nuestro disfraz, al que también podemos añadir varias hojas a lo largo del tronco para darle mucho más realismo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012