Cómo hacer un disfraz de gótica

Las góticas van siempre vestidas de negro, tal vez puedan simular sangre con algún tinte rojo en sus pieles, pero su color habitual es el negro, pintando en ocasiones sus labios, por ejemplo, de color gris para dar apariencia de persona muerta, ya que son unas grandes amantes del concepto de la muerte y todo lo que la rodea.

Una gran idea para disfrazarnos de gótica es hacer nosotros mismos nuestra mochila, podemos utilizar una mochila vieja para aprovechar así todas las sujeciones pero modificar el habitáculo de la mochila de forma que esta parezca un ataúd, por supuesto lleno de colores negros y grises, y con alguna araña y tela de araña que remita a quien nos vea una idea de la tenebrosa situación. De esta misma mochila podemos colgar murciélagos o ratas, que previamente hayamos comprado en una tienda de bromas especializada en este tipo de cosa.

Destaca entre las góticas la afición por vestir con medias de cuadros grandes, que recordarían en cierto modo las telas de araña que tan macabros recuerdos nos dan a todos, también podemos pintarnos los ojos con tonos blancos, grises y negros, que a la par de dejarnos guapísimas nos darán un aspecto aún más tétrico, digno de los mejores carnavales. No debemos olvidar nunca ponernos guantes, también de hilo haciendo cuadros, y a poder ser colgando de uno de los dedos, siendo esta la única prenda de todo nuestro vestuario que podría ser blanca para darle un contraste encantador a nuestro disfraz de gótica.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012