Cómo hacer un disfraz de médico

Los médicos tienen una de las profesiones más sexis y atractivas del mundo, pero lejos del estereotipo de médico estilo House, vestido de vaqueros y chaqueta como si de un ciudadano cualquiera se tratara, los médicos de toda la vida han llevado una bata blanca o azul, un estetoscopio y para completar el disfraz, si queremos, podemos ponernos un gorrito a juego con el color de la bata para evitar que se nos caigan pelos en el paciente en media intervención quirúrgica, por ejemplo.

Los disfraces de este tipo pueden vestir tanto a niños como a gente más adulta que quiera salir a ligar a una discoteca, y por eso el disfraz nos permite darle matices como una liga en el caso de las chicas más jóvenes, que decore la pierna que quedará tapada hasta la altura de una mini falda por la propia bata. En este caso, en lugar de unos zuecos de médico lo ideal puede ser llevar unos altos tacones que estilicen la imagen de la chica, dándole más altura y una forma distinta a las piernas, lo cual enamorará a cualquiera que se tope con nosotras en la fiesta de carnaval.

Por lo tanto, en resumen, para disfrazarnos de médico solamente tenemos que ponernos una bata, unos zuecos cómodos como los que utilizan tanto médicos como farmacéuticos en su vida diaria, y un gorrito sin visera, que nos ayude a tapar los pelos de nuestra cabeza por motivos higiénicos. También es indispensable tener un estetoscopio, que podemos comprar en cualquier sitio especializado a muy bajo precio y cosernos nuestro nombre en la bata, para identificarnos como médicos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012