Cómo hacer un disfraz de Morticia de la Familia Addams

Un buen disfraz de Morticia debe basarse en colores blancos, totalmente blancos, y negros, también totalmente negros. Se trata de un disfraz adecuado para gente con edad suficiente como para ser responsables de mantenerse con el maquillaje impoluto a lo largo de la fiesta.

Además de todo esto debemos llevar una peluca de color negro totalmente lisa y de unos cincuenta centímetros, que recuerde el aspecto tenebroso que ofrecía Morticia a la serie de la Familia Addams. Conseguir el parecido con esta mujer es más bien cuestión de carácter que de imagen, si mostramos un aire de soberbia y superioridad se nos reconocerá enseguida aunque el disfraz en si no esté tan logrado. Podemos comenzar a maquillarnos con una base de crema, que permitirá más tarde retirar la pintura cuando volvamos a casa, ya que esta se disolverá mucho más fácilmente si tiene esa base de crema (estilo Nivea) que si no la tiene.

Al pintarnos la cara debemos pensar en que nuestro objetivo es parecer personas muertas, como si lleváramos meses sin recibir sol en nuestro rostro, que es a fin de cuentas el estilo tenebroso que tenían en la serie los miembros de la familia Adams.

La elección del vestido es crucial, y es que para imitar perfectamente a nuestra figura objetivo tenemos que buscar uno completamente negro y muy largo, ya que esa es la gracia del personaje. Si no recuerdas bien como era el vestido que llevaba Morticia en la Familia Addams puedes hacer una búsqueda en internet que te refresque la memoria. También es importante pintarse con delineador los ojos y utilizar un pintauñas negro para decorar las manos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 11/27/2012