Cómo hacer un disfraz de oogie boogie

Aunque pueda seducirte la idea de crear un disfraz de Oogie Boogie, debo advertirte que, aunque no es complicado, tal vez requerirá la aportación de varios manos extra así como bastante ingenio para el diseño. Antes de seguir, debemos saber que se trata de un fantasma relleno con insectos, bichos y otras bestias. Tiene las extremidades puntiagudas pero es muy corpulento. Su boca es puntiaguda.

Para realizar el disfraz tenemos que conseguir tela de arpillera, cordeles, pintura negra y algunos insectos falsos que podemos realizar con alambre y espuma de colores o comprarlos de goma.

El primer paso consiste en medir la altura desde la cabeza a los pies de la persona que va a disfrazarse. Debemos recortar dos trozos de tela equivalentes a esa medida.

El paso siguiente es dibujar la silueta de una persona sin incluir la cabeza, pies y manos. Coseremos con puntadas gruesas y cordel a vista, de modo que se aprecien los puntos. En la trasera del disfraz cortamos una línea para fijar una cremallera que permita vestirnos y desvestirnos. Debemos introducir relleno ligero, como papel arrugado o plásticos.

La cabeza irá cubierta con una capucha de forma triangular, que coseremos del mismo modo. Para mantener erguido el extremo superior, introduciremos un rollo de cartón que descansará sobre nuestra cabeza a modo de capirote. Lo doblaremos de modo que consigamos el aspecto deseado.La forma de los ojos podemos realizarla con pintura, cortando unos agujeros para poder ver. Pintaremos la boca abierta con un arco de oreja a oreja.

Pegamos los insectos falsos en las costuras, como si salieran del interior.

Podemos pegar también unos dados en una de las manos.

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012