Cómo hacer un disfraz de reno

Un disfraz de reno puede utilizarse tanto en carnaval como en Navidad, e incluso en Halloween con ciertos detalles macabros que le podamos añadir. Para disfrazarnos de reno podemos buscar una funda de trabajo, llamada mono en muchos sitos, de un color marrón claro que nos dará el cuerpo del reno. También podemos comprar la tela del color que queramos y hacer los patrones adecuados para después coserlos y tener el cuerpo de reno que buscamos.

La cara podemos o bien maquillarla o ponernos una máscara, siempre con una gran nariz roja como la de los renos de Papá Noel. Todos los renos también tienen un rabo como si de un pompón se tratara, que podemos hacer a mano nosotros mismos. Los cuernos también son un elemento indispensable del disfraz de reno y estos se pueden hacer con una diadema simple y unas pequeñas bolsas hechas para tal efecto cosiendo dos trozos de tela de un estilo similar al borreguillo. Estas bolsitas las rellenaremos de pequeños trozos de espuma y le colocamos en su interior un pequeño alambre que podamos moldear para dejarlo con la forma que queramos.

Una vez hecho todo esto habremos conseguido tener un buen disfraz de reno que podremos utilizar en carnaval o Navidad, pero que también podremos retocar con unos ojos ensangrentados, unos horribles dientes o grandes heridas en la cara para que parezca que este reno ha sido uno de los malos de una pesadilla infantil cualquiera, y nos pueda servir de este modo como disfraz de Halloween.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 11/27/2012