Cómo hacer un disfraz de tenedor

Hoy os explicamos cómo diseñar un disfraz tan original como puede ser un disfraz de tenedor.

El tenedor llegó a Europa, primeramente a Viena, en el 1077 de mano de una de las hijas del emperador de Constantinopla. La chica, llamada Teodora, era tachada por sus contemporáneos de escandalosa y reprobable y por ello, cuando vieron por primera vez este utensilio, San Pedro Damián lo llamó “instrumentum diaboli”. Quizá venga de ahí su similitud con el tridente, el símbolo del diablo en la cultura cristiana.

Vestirse como un utensilio de cocina es una opción graciosa y fácil de hacer que puede ser ideal para familias con niños pequeños que quieran evitar disfraces demasiado terroríficos para Halloween. Un traje de tenedor también es una buena opción para acompañar a vuestra pareja, a un amigo o a un familiar que vaya vestido de cuchara o de cuchillo. Realizar uno de esos disfraces también es sencillo, solamente debéis adaptar la forma de la cartulina y seguir el resto de pasos que os damos a continuación.

Para hacer vuestro propio traje de tenedor podéis utilizar ropa y materiales que ya tengáis en casa, pero tendréis que comprar pintura plateada para la cara si queréis conseguir un efecto más realista. Debéis ser muy cuidadosos al comprar esta pintura: id a una tienda especializada y fijaos en que esté especialmente diseñada para ser aplicada sobre la piel y por supuesto seguid las instrucciones del fabricante cuidadosamente, como evitar el contacto con los ojos.

Esperamos que os guste esta nueva idea de disfraz y no dudad en dejad un comentario con vuestras opiniones.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013