Cómo hacer un disfraz de troyano

La célebre ciudad antigua de Troya es conocida por múltiples razones, por la Guerra de Troya, por la historia del Caballo de Troya y por los atractivos actores que aparecen en la película Troya. Seguro que os apetece pareceros a ellos por una noche. Si es así, estáis de enhorabuena porque hoy os traemos los mejores trucos para que consigáis hacer fácilmente un disfraz de troyano genial.

Los troyanos fueron unos guerreros muy astutos: son conocidos por sus estratagemas para colarse en las filas de sus enemigos para así destruirlos desde dentro. En honor a esta habilidad suya se utiliza su nombre para designar a un tipo de software informático malicioso que se introduce en el ordenador sin que el usuario se dé cuenta.

Recrear la apariencia de un guerrero troyano es muy fácil, y si cuidáis todos los detalles conseguiréis un disfraz bastante realista, por ejemplo, debéis elegir unas sandalias que contribuyan lo máximo posible a la apariencia histórica que buscáis conseguir.

El disfraz de troyano consta de una especie vestido blanco corto, una coraza o chaleco protector, una falda hecha con tiras marrones, rojas o metalizadas; y una capa. Para la parte de la cabeza podéis elegir dos variantes: o el típico yelmo metalizado con las plumas rojas en la parte superior, o utilizar una diadema dorada imitando una corona de laurel de oro. Con la primera opción representaréis al troyano guerrero, durante la batalla; y con la segunda opción os convertiréis en los troyanos ya considerados vencedores.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013