Cómo hacer un disfraz infantil para un desfile navideño

Se acerca la época de Navidad y si tienes niños seguro que ya empiezas a notar su entusiasmo. Para celebrar estas fiestas en todos los lugares se suelen hacer desfiles y celebraciones infantiles para que los niños se diviertan y se impregnen del espíritu navideño. Si tu hijo ha decidido participar en alguna de estas procesiones quizá se sienta un poco nervioso con las expectativas de caminar por la calle con montones de personas mirándole. Afortunadamente hay una solución muy sencilla para eso: ir disfrazado. Un disfraz puede ayudar a tu hijo a vencer su timidez y a sentirse más animado ante la fiesta.

Ir disfrazado puede ser una buena idea tanto para bebés que van en carrito como para niños ya más mayores y sobre todo para grupos de amiguitos. Podéis formar un grupo o inscribiros con alguna organización en la que también vayan niños disfrazados y confeccionar un traje que combine con el tema de sus disfraces.

Hay muchas opciones entre las que elegir un disfraz navideño: puede ser de abeto, de bola de decoración, de Papá Noel, de ciervo, de paje real, de duende, de muñeco de nieve… Los niños se lo pasarán genial viendo como el público admira sus fantásticos trajes y lo graciosos que van.

Hoy te damos algunos consejos para hacer uno de esos disfraces navideños para tu hijo, y recuerda que lo más importante es que el niño vaya abrigado y, sobre todo, muy cómodo, para que pueda jugar y divertirse al máximo durante la fiesta.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013