Cómo hacer un disfraz realista de momia

Las momias son cadáveres humanos que se embalsamaron antes del entierro para conseguir que el cuerpo se mantuviera en un estado de conservación aceptable mucho tiempo después de la muerte. Para llevar a cabo una momificación se debían llevar a cabo varios pasos: limpiar y perfumar el cadáver por fuera; extraerle sus órganos, rellenar el vientre con mirra, sumergir el cuerpo en natrón durante setenta días, secarlo bien y rellenarlo entero con mirra, envolver el cadáver con vendas, y por último, guardar la momia en tres sarcófagos uno dentro del otro. La cultura del Antiguo Egipto es la más conocida por efectuar este ritual de momificación con sus muertos.

Ya que se trata de cadáveres, si pensamos en una momia que vuelve a su vida estaríamos hablando de un muerto viviente y por ello estos personajes junto con los zombis han inspirado muchas películas y series de terror. Y también por ello son uno de los disfraces más recurrentes en las macabras fiestas de Halloween.  Pero para dejar a todos aterrados y parecer realmente espeluznantes vuestro disfraz de momia debe ser realista. Debéis parecer una momia que acaba de salir de la tumba y vaga por la tierra buscando a alguna persona de la que debe vengarse. Aquí os dejamos algunos sencillos consejos para conseguir que vuestro disfraz de momia sea el más realista de todos.

Como  el rasgo característico de las momias es que tienen todo su cuerpo envuelto en vendas es probable que necesitéis que alguien os ayude para conseguir envolveros por completo.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013