Ideas para la pintura de la cara de una momia

Aunque cuando hablamos de momia casi todos pensamos en las vendas y los papiros del antiguo Egipto, lo cierto es que diversas culturas adoptaron rituales de enterramientos que han permitido la conservación de todo tipo de testimonios, como las momias de los Andes o las momias congeladas del norte de Europa.

Así que, según el tipo de momia que decidamos ser, tendremos que optar un maquillaje determinado.

Incluso en el caso de la momia envuelta en vendas, las ventajas del maquillaje frente al hecho de ir recubierto de tiras de tela son muchas, como no tener que soportar presiones ni rozaduras, poder comer y beber tranquilamente o evitar la sudoración excesiva. El maquillaje de vendas es sencillo y rápido si pintamos la cara completamente de blanco, pues sólo tenemos que completarlo con rayas horizontales trazadas con el delineador negro. La aplicación de un poco de sombra oscura entre venda y venda para resaltar la superposición de tiras y en la zona de los ojos ofrece un acabado más realista. Si queremos aparentar una antigüedad mayor, cogeremos una esponja de maquillaje empapada en color marrón y lo pasaremos sobre la base blanca antes de dibujar las líneas del vendaje.

Otras opciones para el mismo recurso permiten concretar una situación o versión del personaje. Es el caso de la momia cómica. El objetivo que se persigue es agradar visualmente a los niños. El proceso es similar a la primera operación de maquillaje, solo que en esta ocasión, llevaremos un poco de sombra en los ojos y un frotis de color gris en la zona de las mejillas. Dibujaremos una sonrisa alargando la comisura de los labios, que tendrán líneas que reflejan su sequedad y la presencia de grietas.

También podemos mostrar una momia sangrienta, en la que tras pintar de blanco la base y trazar las tiras de tela, añadiremos sombra de color rojo a los ojos y boca, con alguna cicatriz sangrante en la cara.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012