Cómo hacer un traje de Winnie the Pooh

Todos los niños adoran los dibujos animados, sobre todo Disney, y quieren ser como ellos. Un personaje muy destacado es Winnie the Pooh, el osito amarillo al que tanto le gusta la miel y que vive en el bosque con muchos amigos suyos. A continuación explicaré cómo hacer su disfraz.

Para ello, se necesitará tela de color ámbar (podemos fijarnos en el dibujo), suficiente para cubrir todo el cuerpo, un cojín, tiras de goma elástica, algodón para las orejas y una camiseta roja tamaño grande.

En primer lugar, se mide a la persona para la que vaya a ser el disfraz, y se hacen los patrones para el cuerpo, los brazos y las piernas. Éstos se pasan a la tela, que se corta, se cose y se le da la forma. Primero se hacen las extremidades, luego el cuerpo y finalmente se cose todo del revés para que las costuras queden por dentro.

Más tarde se harán las orejas. Son sencillas, sólo hay que recortar un trozo de tela cuadrado, darle la forma, coserlo y rellenarlo con algodón o esponja de cojines y almohadas a tope, para que queden totalmente rígidas y no se doblen. Una vez se tengan hechas, sólo hay que coserlas a la parte de la cabeza del disfraz.

Se trata de un oso gordito, por lo que el último paso será ponerse el cojín en la barriga (que no sea muy grande para que no sea demasiado incómodo) y atarlo al cuerpo con las cintas de goma elástica, asegurando su sujeción. Y una vez con todo puesto, sólo habrá que ponerse la camiseta roja encima, unos guantes del mismo color que la tela y coger un gran tarro de miel.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013