Cómo hacer una boquilla larga para un disfraz

Un disfraz no está terminado sin sus respectivos complementos. Éstos son muy importantes, puesto que dan el toque ideal al disfraz y señala que se trata realmente de tal personaje. Para disfrazarse de épocas antiguas o de ricachones será preciso poseer una boquilla larga para los cigarrillos.

Hacerla no es un trabajo muy complicado y requiere poco material. Simplemente necesitarás: papel de fotografía, celo, un lápiz, un cigarrillo, una pajita y pinturas acrílicas. En primer lugar, mide la anchura de la boquilla con el lápiz y el cigarrillo, para que éste no caiga después, recorta lo que sobre y pégalo con celo. Hazla tan larga como desees pero ten en cuenta de que si es demasiado larga puede molestar y si es demasiado pequeña no se verá mucho. Haz la parte baja a la medida de la pajita, de modo que se quede ajustada para poder metértelo a la boca sin problema. Así, recorta un trozo de pajita y consigue que encaje en este extremo del tubo y que no se caiga. Puedes pegarla con un poco de celo si lo deseas. Comprueba también que el cigarrillo desde la otra parte puede introducirse y salir sin problemas, sin caerse.

Ya sólo te queda pintarla del color que más te guste y más haga juego con tu traje, añadirle detalles (purpurina, papel maché) y todo lo que desees para darle un toque original y personal, y lucirla en todos los lugares que desees, desde fiestas de máscaras, de disfraces, o incluso por la calle para impresionar a la gente y parecer más distinto a los demás.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013