Cómo hacer una calabaza de Halloween

Las calabazas son probablemente la cosa más representativa del Halloween, cientos de diseños distintos pueden decorar el lugar en el que vayamos a celebrar nuestra fiesta y hacer una es tan fácil como contar hasta tres. En ciertos comercios podremos encontrar estas calabazas ya recortadas y listas para decorar nuestras casas, pero esto le restará creatividad y sin duda cualquier persona prefiere tener calabazas hechas por él mismo que compradas a un supermercado. Una excepción a esto podría ser la compra de una calabaza de plástico o de tamaños desmesurados, ya que esto solamente se podría lograr en un lugar especializado.

Para hacer nuestra calabaza solamente tenemos que lavarla de forma conveniente, hasta que brille, y agujerearle la parte superior (la del rabo) de forma cuidadosa, ya que podríamos querer volver a utilizar la tapa que hemos retirado. Acto seguido podemos comenzar a sacar la carne de la calabaza con un saca-bolas hasta dejarla completamente vacía, y después con un cuchillo muy afilado recortar en la calabaza ojos y sonrisa, siempre con ángulos muy cerrados que den idea de lo tenebrosa que es la propia calabaza. Después de todo esto ya tendremos lista nuestra calabaza, no obstante es bueno plantearse colocarle una vela en el interior, incluso aromática, que le de vida a la fruta decorativa que hemos llevado a cabo.

Si le colocamos una llama en el interior debemos estar muy atentos a no dejarla cerca de cosas que puedan prender fuego, así como de haber hecho un agujero suficientemente grande en la parte superior de la calabaza como para que esta no se incendie y además sea cómodo meter y sacar la vela, que por supuesto tendrá una llama encendida y por lo tanto nos podría quemar.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 10/16/2012