Cómo hacer una cola de pavo real para un disfraz

Cuando pensamos en un pavo real, todos pensamos en su parte más llamativa que es la cola. La cola de un pavo real es enorme y absolutamente llamativa a los ojos humanos. Su uso es el de la defensa, no obstante, ya que asusta a sus atacantes al alzarla y abrirla, normalmente la lleva plegada a su espalda y hacia abajo, pero al sentirse atacado la despliega y cada una de sus plumas puede medir hasta treinta centímetros o más.

Así pues debemos esforzarnos en hacer una cola muy llamativa y grande. Por supuesto de nada nos sirve plegada, así que buscaremos que sea directamente abierto para verlo en todo su esplendor. Lo podemos crear con la única y simple ayuda de plumas de un plumero unidas unas a otras para así hacer que sean más largas, pero debemos no obstante tintarlas con colores para hacer que quede bonito y que se pueda ver a cualquier hora del día. Hay dos métodos útiles que podremos usar indistintamente ya que el resultado es muy similar.

El primero es un método más barato pero en el que se invierte más tiempo y que implica la compra de tizas de colores con las que iremos rascando las plumas sobre una superficie lisa durante un tiempo. Una vez que todo quede pintado soplaremos para eliminar el grano de la tiza dejando al descubierto solo la capa de color. El segundo método es más rápido pero algo más caro que el anterior y consiste en utilizar spray de pintura de colores sobre las plumas en una superficie plana.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/29/2013