Cómo hacer una fiesta de Halloween en la oficina

Cualquier excusa es buena para hacer una fiesta. Inicio del curso, fin de exámenes, cumpleaños, Navidad, Halloween… Dependiendo del tipo se necesitará un tipo u otro de decoración y vestido, y se puede jugar también con el tipo de comida y bebida, así como su presentación. A continuación vamos a explicar cómo hacer una fiesta de Halloween en la oficina.

En primer lugar, hay que tener el permiso del jefe para poder decorar la oficina y poder realizar la fiesta. Cuando ya lo tengamos, avisaremos a la gente, se explicará las normas (todos disfrazados de cosas terroríficas) y se empezará con los decorativos.

Para la decoración, podemos ir a cualquier tienda de disfraces o todo a 100. Necesitaremos: arañas de plástico, algodón, gasas, bolsas de basura negras, cartulinas negras y calabazas. Las bolsas de basura negras las cortaremos y las pegaremos con celo por las paredes, para dar un efecto de oscuridad. Sobre ellas, extenderemos las gasas y el algodón como si fuesen telarañas y colocaremos las arañas de plástico encima. Con las cartulinas, podremos dibujar murciélagos, recortarlos y colgarlos con un hilo en el techo, para que parezca que estén volando. Las calabazas se podrán repartir por la oficina. Si llevan velas dentro mejor, dará más efecto terrorífico.

El siguiente paso es la comida y la bebida. La comida puede ser lo que más guste, al igual que la bebida, pero si elegimos bebidas oscuras como vino, dará más ambiente sangriento y terrorífico.

Ya sólo falta reunir a los disfrazados, poner música terrorífica y dar mucho miedo y sustos a todos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/15/2013