Cómo pintar una cara de espantapájaros con maquillaje

Debido a que habitualmente son elementos realizados de forma artesanal, los rostros de los espantapájaros presentan remiendos, parches y líneas muy simples que demuestran la tosquedad con que se crearon. En algunos casos, se recurre a pintar ojos y boca a una calabaza, por lo que puede ser otra opción que tal vez debemos explorar en pos de una mayor originalidad. Se trataría de pintar toda la cara con pintura facial naranja y rodear los ojos y la boca con color negro. Si además trazamos algunas líneas perpendiculares a los labios, podemos conseguir un aire siniestro e inquietante.

La opción más popular consiste en aplicar una base de maquillaje blanco por toda la cara, concentrando en los párpados la sombra blanca hasta que adopte un aspecto opaco. Delinearemos el  párpado inferior y superior con negro, prolongando la línea más allá de donde acaba el ojo. Trazaremos cinco o seis líneas perpendiculares al ojo en el párpado inferior, de modo que parezcan grandes pestañas.

Simularemos con color naranja y negro que la nariz es un añadido, delimitando la zona con un trazo negro y rayas pequeñas perpendiculares que parezcan puntadas de hilo o de remiendo.

Pintaremos de color rojo brillante los labios, con puntadas negras en la parte extrena de la comisura y remarcaremos con colorete los pómulos, creando discos circulares que adoptarán mayor volumen si les damos unos ligeros toques de blanco. Sólo nos queda pintar varios triángulos negros de pequeño tamaño sobre las cejas y con ello terminamos este proceso de caracterización.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 12/21/2012