Como realizar una nariz y un rabo de cerdo

Con sus hocicos rosas y característicos rabos enrollados, los disfraces de cerdo son reconocidos al instante, incluso por niños pequeños. Un disfraz de cerdo no tiene que ser muy elaborado. Una simple nariz y un rabo crean un atuendo para horas de juego o, combinado con una sudadera rosa, para un disfraz para Noche de Brujas o una obra en la escuela.

No necesitas saber coser para realizar una nariz y un rabo de cerdo. Corta el rollo de papel o el vaso desechable a la mitad. Esto servirá como base de la nariz de cerdo. Enrolla la gomaespuma o el fieltro alrededor de la nariz para determinar cuánto de este material necesitarás para cubrir la nariz. Corta la gomaespuma o fieltro, añadiendo un cuarto de pulgada adicional a la circunferencia de la nariz. Esparce algo de pegamento en uno de los lados del fieltro o gomaespuma y pégalo alrededor de la nariz, superponiendo los bordes de la gomaespuma o fieltro. Ubica el extremo redondo de la nariz en otra pieza de gomaespuma o fieltro y traza un círculo a su alrededor. Corta el contorno del círculo de la gomaespuma o fieltro y pégalo en el extremo de la nariz. Dibuja orificios nasales redondos en el extremo del hocico con un marcador negro. Agujerea cada lado de la nariz cerca de la base utilizando una taladradora.

Mide una pieza de elástico que se ajuste alrededor de la cabeza del niño. Corta el elástico y pásalo por cada agujero. Asegura el elástico atando un nudo en el interior de la nariz. Enrolla el limpiador de tuberías alrededor del marcador para realizar un rabo enrollado. Rodea un extremo del limpiador de tubería alrededor del hoyo en el alfiler de gancho y únelo a la parte posterior del pantalón del niño.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/29/2013