Disfraces de Halloween fáciles para adolescentes

Los disfraces de Halloween suelen ser de temática terrorífica como monstruos clásicos del cine o asesinos en serie famosos caricaturizados por la sociedad. Pero cuando los jóvenes se disfrazan lo que buscan no es asustar, que es más bien un fin para los más pequeños.

Los jóvenes buscan lucir bien, gastar poco dinero y estar lo más cómodo posible para poder salir de fiesta sin preocuparse de nada. En el caso de las chicas, los disfraces que suelen triunfar son aquellos de índole sensual. Buscan un tipo de disfraz que deje entrever, o ver directamente sus atributos, o que si no los tienen, los realcen. Para ello es perfecto el disfraz de Vampirella, por ejemplo, una clásica vampira en corsé y pelo cardado que resultaba altamente sensual en los años setenta y ochenta. Para los chicos quizá el mejor para ir cómodo y quedar bien sea el clásico disfraz de Drácula. No es muy original, pero puede dar lugar a muchas conversaciones con dobles sentidos que harán las delicias del galán.

Por supuesto no todos los jóvenes son así, y para los más originales siempre estarán los disfraces simples y más ridículos como el famoso robot hecho con cajas y tubos de cartón, el disfraz de sombra tenebrosa o muerte, que se puede fabricar con una simple bolsa de basura negra y una sudadera con capucha o el disfraz de hombre gordo torpe, que no es más que un relleno de cojines por debajo de la ropa de aquel que se atreva a vestirlo en la noche de brujas.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/29/2013