Traje casero de tortuga ninja

Cuatro pequeñas tortugas que caminan cerca de unas alcantarillas de un barrio bajo de Nueva York mutan al acercarse a una sustancia extraña que las convierte en cuatro tortugas mutantes de tamaño humano y les permite hablar y comunicarse. Así nace uno de los mitos más famosos de nuestra juventud y también de los más absurdos. Las tortugas ninja eran Michelangello, Rafael, Donatello y Leonardo.

Lo primero que debemos saber al plantearnos el disfraz de tortuga ninja es el personaje del que nos queremos disfrazar en esa ocasión, aunque los cuatro tienen una base similar, hay varias diferencias. La base es el cuerpo de tortuga, que podemos fabricar con algo tan simple como pintura verde en espray para el cuerpo. Con ello conseguiremos quedar bien verdes. La parte del pecho y la barriga deben ser marrones puesto que es la parte de la panza en una tortuga. El caparazón puede fabricarse manualmente con una simple caja puesta sobre la espalda o la tapa de una olla lo suficientemente lisa para acarrearla a la espalda. Debemos atarnos los dedos para que nos queden solamente tres.

Dependiendo del tipo de tortuga necesitaremos tela de un color u otro. No podemos olvidar el cinturón, que lleva la letra inicial del nombre del personaje elegido. Compramos una tela de uno de sus cuatro colores: naranja, rojo, azul o morado y recortamos dos agujeros para los ojos. Esa tela irá puesta sobre los ojos y atada detrás de la cabeza. Por último las armas, que son un callado, unos nunchakus, dos thachis o un sai.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Disfraces
Ultima modificación: 04/29/2013