Cómo hacer una fotografía infrarroja

Con la llegada de las fotografías digitales son muchos los efectos y técnicas con los que podemos dotar a nuestras fotos. Una de estas técnicas es la fotografía infrarroja con la que conseguiremos unos colores sorprendentes.

Para realizar una fotografía infrarroja tan sólo necesitaremos de nuestra cámara de fotos, una base en la que apoyar nuestra cámara o trípode y un filtro infrarrojo. Es importante esto último puesto que algunas cámaras llevan incorporados un filtro infrarrojo pero su función es la de impedir que pase la luz infrarroja al sensor. Para saber si nuestra cámara lleva o no dicho filtro incorporado sólo deberemos coger un mando a distancia de los que tengamos por casa y apuntarlo a nuestra cámara. Si vemos una luz al presionar cualquier botón del mando es que no posee dicho filtro y podremos realizar la foto infrarroja sin ningún tipo de problemas.

El procedimiento para hacer la foto es muy sencillo:

– Colocaremos la cámara en el trípode
– Realizaremos una foto en modo automático con el ISO más bajo posible
– Pondremos el filtro infrarrojo
– Pondremos el modo manual de la cámara y encuadraremos y enfocaremos la imagen.
– Realizaremos diferentes fotos con tiempos diferentes de obturación pues cada cámara necesita unos tiempos distintos para realizar estas fotos e iremos realizando fotos a modo de prueba hasta dar con el tiempo correcto.
– Ya tendremos nuestra primera foto infrarroja

Hay que decir que la foto nos aparecerá totalmente roja por lo que para dotarle de ese colorido tan característico sólo nos faltará trastear con los diferentes balances hasta conseguir las tonalidades deseadas con un programa de edición fotográfica.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Fotografias
Ultima modificación: 10/16/2012