Cómo cultivar y sembrar zanahorias

Si disponemos de un pequeño terreno podemos aventurarnos en la tarea de tener nuestro pequeño huerto. Una de las siembras más fáciles de hacer por sus escasos requisitos y su facilidad son las zanahorias.

Para su plantación deberemos preparar primero el terreno pues las zanahorias necesitan que la tierra este suelta y a ser posible sin terrones para facilitar el desarrollo de sus raíces.

Una vez que tenemos el terreno preparado deberemos regarlo antes de plantar las semillas pues la siembra se hace a voleo (de forma aleatoria, sin alinearlas en surcos) y de regar una vez esparcidas las semillas se aglomeraran al ser transportadas por el agua.

Ya que se realiza a voleo muchos expertos recomiendan mezclar las semillas con un poco de abono orgánico de esta forma sabremos en que zonas caen las semillas y llevaremos un control de nuestra parcela para aprovechar al máximo el terreno.

Después de esparcir las semillas recomendamos esparcir una pequeña capa de arena seca pues conseguiremos que la humedad aguante más tiempo. Debido a que la siembra se hace a vuelo cuando pasen los primeros días y empiecen a brotar las primeras hojas deberemos solear los brotes dejando una separación de entre 5 y 8 cm para que no se estorben en su fase de crecimiento.

Las zanahorias se siembran sobre terreno y no toleran los trasplantes por lo que no debemos plantarlas en semilleros pues perderemos todas las semillas.

Si todo ha marchado bien en pasar unos 6 meses ya podremos recoger nuestras primeras zanahorias. Un último consejo, riega antes de recoger pues evitaras que se rompan.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Hogar
Ultima modificación: 07/17/2012