Como doblar toallas de baño

Seguro que más de uno ha tenido alguna disputa con su madre a la hora de doblar las toallas de baño y nos habrá insistido mil veces que la forma en la que lo hacíamos era incorrecta. En esta entrada no queremos llevarle la contraria a las madres pues saben muchas cosas pero si que queremos mostrarte tres formas diferentes de cómo doblar las toallas de baño.

Para doblar la toalla siguiendo el primer método la extenderemos sobre una superficie plana y doblaremos los extremos hacia el interior quedando tres pliegues. A continuación doblaremos la toalla por la mitad pero no llegando al borde de la misma, de hacerlo al volver a doblar la toalla no quedaría estética. Así que debemos doblar la toalla por la mitad dejando un dedo de separación entre los bordes para que quede perfecta al doblarla. Este método es el más tradicional para doblar una toalla y presenta un gran volumen por lo que si disponemos de poco espacio no será el más adecuado para doblar nuestras toallas.

En el segundo ejemplo de cómo doblar una toalla, extenderemos la toalla sobre la superficie y juntaremos los extremos en la mitad de la toalla. A continuación haremos como en el primer ejemplo y dejaremos un dedo de separación cuando volvamos a doblar la toalla por la mitad. Con esta forma de doblar la toalla conseguiremos una toalla mucho más compacta y ganaremos en espacio en nuestros armarios.

El último ejemplo de cómo doblar una toalla es el que más nos gusta. Extenderemos la toalla sobre la superficie y doblaremos la toalla por la mitad llevando los extremos al centro de la toalla. Acto seguido, doblaremos los bordes otra vez hacia el centro de la tolla pero dejando un dedo de separación. De esta forma al juntar los dos extremos quedaran simétricos y ocultos por el pliegue.

¿Qué forma de doblar toallas prefieres?

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Hogar
Ultima modificación: 08/06/2012