Cómo instalar el lavavajillas

Instalar un lavavajillas es una de las tareas de bricolaje más complicada de lo que parece. Para realizar su instalación debemos tener en cuenta muchos factores y si es la primera vez parecerá que nos sobrepase pero con paciencia y tenacidad todo se consigue.

A la hora de instalar un lavavajillas debemos tener aspectos como las dimensiones, si requiere una toma de agua caliente; si requiere un sistema de ventilación (dependiendo el modelo); una vía de desagüe para drenar el agua; o incluso un punto de luz.

El primer paso en la instalación será asegurarnos de que disponemos de un espacio en el que quepa. Se recomienda que lavavajillas este tapado totalmente por los lados pues la ventilación será más eficiente.

El segundo paso será localizar el sistema de desagüe, normalmente lo conectaremos al codo del fregadero mediante un ramal con junta de estanqueidad para evitar que haya fugas de agua.

Una vez realizada la conexión del sistema de drenaje. Procederemos a hacer la conexión con la llave de paso del agua. Si el lavavajillas necesita agua caliente y no dispone de llave de agua individual la opción recae en hacer la conexión por medio de una T a las llaves de paso que suelen encontrarse debajo del fregadero.

En el tema de la conexión eléctrica deberemos remitirnos al manual de instalación del propio lavavajillas. Si bien el consumo energético que realiza un lavavajillas no necesita de una contratación superior de la que tengamos contratada sí que necesitará de un circuito diferente por modelo por lo que si nos atascamos en este punto lo mejor será llamar a un técnico electricista pues habrá que hacer modificaciones en el cuadro eléctrico.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Hogar
Ultima modificación: 07/17/2012