Rociado de muebles para la lucha contra las chinches

El chinche científicamente conocido como cimex lectularius, es una plaga que se alimentan de sangre, se encuentran comúnmente en los colchones, cojines del sofá, ropa, ropa de cama, cortinas.

Estos insectos forman su nido dentro de los muebles y enseres domésticos y salen todas las noches para alimentarse de cualquier huésped disponible.

El tratamiento profesional es muy recomendado, aunque también uno mismo puede encargarse de pulverizar productos químicos como la piretrina o el alcohol isopropílico sobre los muebles y enseres para mantener a raya a estos insectos.

Preparación: es recomendable antes de proceder a rociar los muebles contra los chinches que quite cualquier ropa de cama, mantas o almohadas, luego limpie el mueble con aspiradora, proceda a aplicar el pulverizar sobre el mueble lentamente de izquierda a derecha y de arriba para abajo, teniendo especial atención en la zona donde se forman los pliegues, las arrugas en la tela, ya que es el lugar preferido donde se esconden los chinches.

Existen solo unos pocos productos comerciales en el mercado desarrollados contra el chinche, que son poderosos y muy tóxicos. Si existen niños o mascotas en la casa es mejor probar con un pesticida orgánico. Los aerosoles orgánicos derivan de productos vegetales y son menos perjudiciales que los tratamientos químicos.

Podemos citar como ejemplo de pesticida orgánico a la piretrina que deriva de la flor del crisantemo, aunque es levemente tóxico para los mamíferos si se ingiere, es mas seguro para utilizarlo en la casa. La piretrina repele a los chinches temporalmente no los mata pero impide que vuelvan por largos periodos de tiempo.

Otro remedio casero que se utiliza pero que es menos potente que la piretrina es el alcohol isopropílico. El alcohol isopropílico mata los chinches solo cuando entra en contacto con los insectos, aunque no es un tratamiento de larga duración, es fácil de conseguir y no tóxico. Por desgracia, no actúa sobre todo el ambiente y el mueble por eso los chinches escondidos no sufren ningún efecto ni tampoco las larvas ni los huevos del insecto.

El vapor de agua mata las chinches al contacto y destruye su huevos no eclosionados. Para erradicar las chinches, el aparato debe ser capaz de generar vapor de agua, lo mejor es alquilar una máquina, de ser posible, elija un modelo que cuente con un “vapor seco” para disminuir problemas posteriores con la aparición de moho.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Hogar
Ultima modificación: 04/22/2013