Cómo crecer un yuca gloriosa

Una yuca gloriosa es un arbusto imperecedero popular en los jardines por su resistencia y aspecto estructural. Puede crecer hasta 2’7 metros y se caracteriza por ser gruesa, verde y tener flores blancas en verano que se caen. Una yuca gloriosa crece con semillas y una vez que está establecida, la planta es fácil de mantener.

Se pone en suelo arenoso, pero puede crecer en casi cualquier tipo de suelo. Es resistente a la sequía y requiere luz del sol directa. Es también resistente al frío, pero puede sufrir daño con la nieve o la humedad. Las semillas de una yuca gloriosa se deben plantar en potes en un invernadero. Se deben meter durante 24 horas en agua caliente antes de plantarlas para reducir su tiempo de germinación, que es de un mes a un año. Las plantas deben tener una temperatura constante de 68 grados Fahrenheit (20 grados Celsius), mientras que están creciendo y se deben dejar en un invernadero o un marco frío durante sus primeros dos inviernos. Cuando las plantas del semillero son bastante grandes, se deben replantar en potes individuales.

Una yuca gloriosa se debe plantar a principios de verano y se puede beneficiar de la protección de un cristal durante su primer invierno al aire libre. Los cortes de raíz se pueden usar para plantar más arbustos. Los cortes también se pueden coger de la tapa de plantas más viejas y echan raíces rápido cuando están plantados en verano. Para plantar un arbusto de yuca gloriosa hay que cavar un agujero que sea dos veces la bola de raíz y plantar bastante profundamente el arbusto en la misma profundidad que estaba en su envase. Hay que separar suavemente las raíces y plantarlas en el agujero. Una yuca gloriosa se debe plantar donde pueda recibir luz del sol completa durante seis horas al día. Algunas plantas pueden crecer con luz del sol parcial o luz del sol de tres a seis horas al día. Después de que se plante el arbusto, no hay que mantenerlo mucho.

Solo necesita que se riegue cuando el suelo está totalmente seco, pero se tiene que regar lentamente durante un largo período de tiempo para que el agua impregne el suelo. Además de regarla, el único cuidado que necesita una yuca gloriosa que se ha plantado es que se retiren las hojas muertas y descoloradas para prevenir la extensión del crecimiento fungicida.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Jardín
Ultima modificación: 03/20/2013