Cómo cuidar un potos

Si siempre has querido tener una planta y no tienes mano o tiempo para dedicarte a ellas el potos es la planta ideal. Se podría decir que es una planta todoterreno porque es muy resistente y no necesita mucha atención.

El potos es una planta de interior que necesita un clima cálido y húmedo y que no necesita excesivamente mucha luz. Mucha gente la tiene en el cuarto de baño para adornar porque allí se suele concentrar mucha humedad. Eso sí, que hayamos dicho que el potos no necesita mucha luz no nos lo tomemos literalmente ya que si que es conveniente que la pongamos de vez en cuando en una ventana o alguna parte de la casa iluminada ya que el potos agradecerá esa luz, que si es indirectamente, mucho mejor.

El potos es una planta que debemos tener en una maceta muy corriente sobre un plato para que guarde un poco de agua. Dependiendo donde la tengamos, consumirá más agua o menos. SI le da el sol, consumirá más agua y si no le da mucho y está en una zona húmeda, consumirá menos. Su crecimiento también depende de su ubicación ya que si está en una zona iluminada le crecerán unas hojas más grandes que si le tenemos en una zona poco iluminada y encima que no sea húmeda. Como dijimos al principio, la mezcla humedad con algo de iluminación la agradece siempre.

Como veis, el potos es una planta muy sencilla que todo el mundo puede mantener y que podrá lucir en su casa. Así  que si quieres una planta pero no sabes mantenerlas, compra un potos.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Jardín
Ultima modificación: 07/05/2012