Cómo proteger las plantas de interior en verano

Cuando las altas temperaturas llegan las plantas, al igual que nosotros, también lo notan. Aunque sí que es verdad que las plantas de interior sufren bastante menos que las plantas o árboles que podemos tener en el exterior.

Durante el verano lo que nuestras plantas de interior necesitan sobre todo es una temperatura de lo más estable además de una buena ventilación. En algunas ocasiones, que nuestras plantas reciban una dosis de aire fresco les va a venir de maravillas. Ante todo tenemos que evitar los cambios bruscos de temperatura. También podemos pulverizarlas diariamente para que así sus hojas no se debiliten y se refresquen. Eso sí, no olvidemos, que aunque sea verano, debemos hacerlo con agua tibia, nunca fría.

Una de las cosas que podemos llevar a cabo es agrupar todas nuestras plantas de interior así lograremos que se beneficien entre ellas. Sobre el lugar más adecuado para colocarlas, en esta época del año de tanto calor, una terraza o un balcón con una orientación hacia el norte puede ser un lugar perfecto para las plantas más delicadas.

Respecto al mantenimiento, debemos de mantenerlas limpias, sin polvo, y eliminar todas aquellas flores, hojas o tallos que estén secos o en mal estados. Si vemos que una punta de una hoja está rota o seca, podemos recortarla y comprobar la humedad de la misma. Eso sí, tampoco nos alarmemos porque la mayoría de las plantas pierden alguna hoja y otras muchas se le ponen secas en las temporadas en las cuales hace mucho calor.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Jardín
Ultima modificación: 07/05/2012