Cómo se sostienen las plantas trepadoras

Durante muchos años las plantas trepadoras se han adaptado para abandonar el suelo de donde obtiene sustratos y nutrientes y se han conducido hacia la luz solar para realizar con mayor eficiencia la fotosíntesis. Las plantas trepadoras logran llevar su estructura vegetal desarrollando troncos fuertes y endurecidos que consiguen levantar el peso de la planta, enredándose de árboles grandes al igual que en paredes rocosas. Algunas especies desarrollan hojillas adaptadas para sostenerse al lugar donde treparan.

Un beneficio que tienen estas plantas es que absorben los recursos de otras plantas y crecen con mayor facilidad, además de poder evitar ciertas plagas del suelo y el ataque de herbívoros e insectos que no las alcanzan.

En muchas ocasiones, las plantas trepadoras se convierten en hierbas invasoras, ya que sus troncos pueden llegar a estrangular los árboles donde se han enredado, matando al árbol ya que no puede transportar nutrientes del suelo hasta sus ramas, además de privarlos de luz solar e imposibilitando que lleven a cabo la fotosíntesis.

Para jardineros y agricultores se llegan a convertir en plagas que los obligan a cortarlas de raíz para impedir que se expandan y terminen con cultivos.

Este tipo de plantas consiguen treparse de tres modos:

1. Con tallos volubles: Ya que cuentan con tallos flexibles y estrechos que les permiten enredarse con facilidad.

2. Con raíces aéreas: Éstas desarrollan raíces pequeñas que les permiten adherirse a paredes.

3. Con zarcillos: Este tipo de plantas desarrollan hojas, pecíolos o tallos adaptados con diminutos pelillos que se adhieren a plantas y paredes.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Jardín
Ultima modificación: 12/21/2012