Cómo se transforma la oruga en mariposa

El producto de la mariposa se llama oruga, la cual se asemeja a un gusano pequeño recubierto de finos vellos; la mayoría de las orugas son venenosas. Estos pequeños gusanos no se parecen nada a la bella mariposa en la que se convertirán en algún momento.

Las orugas, para llevar a cabo su desarrollo se alimentan de madera, hojas, pequeños insectos como moscas y algunas especies incluso llegan a comer orugas más pequeñas que no les resulten toxicas.

Dentro de la agricultura estos animales son considerados plagas, ya que llegan a terminar con cultivos enteros en un par de días. Debido a esta forma desmedida de alimentarse aumentan su tamaño muy rápidamente y les es necesario mudar de piel con regularidad. En el lapso máximo de un mes, una oruga está lista para comenzar su metamorfosis en mariposa. Cuando llega este momento, la oruga se cuelga con un par de hilos de seda a una rama en donde permanecerá inmóvil, unos cuantos días después, la oruga muda su piel y entra en su estado de crisálida, que es el punto medio entre la larva y la mariposa. Dentro de este capullo se comienza a dar lugar a una serie de rápidos cambios metamórficos, ya que la larva desarrolla delgadas alas y extremidades adaptadas para una pisada ligera, así como ojos y antenas sensoriales. Este estado dura aproximadamente cuatro semanas, una vez concluido el periodo, muda el caparazón que formó como crisálida y emerge como una mariposa.

El lugar en donde establezcan su capullo dependerá de los hábitos diurnos o nocturnos de cada especie.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Jardín
Ultima modificación: 12/21/2012