Cómo trasplantar una planta

Trasplantar una planta es mucho más fácil de lo que parece, simplemente debemos saber como se hace, y de que manera hacerlo. Trasplantar, simplemente es llevar una planta con la tierra a otro lugar ya sea otro maceta, otro lugar o en el mismo que teníamos antes. Aunque sea fácil, es necesario no correr riesgos para no estropear la planta. Aquí te vamos a dar unos consejos para que salga todo a la perfección.

Primero, debes saber la edad de la planta que quieres trasladar. Normalmente suele ser la planta más vieja la que corre el riesgo de sufrir daños por lo que debemos saber bien la que vamos a trasplantar.

¿El mejor tiempo para hacer el trasplante? El frío, pero no en épocas de helada. La primera precaución a tener en cuenta es que no se rompa el cebollón, es decir, las raíces y la tierra que se forma en el centro de la tierra cuando la saques de la maceta. Siempre debes ser sin prisas y con cuidado.

Luego, para evitar que se rompa, puedes envolverla en un papel o en un plástico. La tierra donde trasladaremos la planta debe estar bien preparada. Esto se realiza mezclando la tierra con materia orgánica que para la planta serán nutriente que la ayudará a crecer. Aunque la estamos cambiando en invierno, se debe regar un poco.

Ya por último se puede realizar una poda y eliminar las flores o ramas que no estén bien, así, rebrotará con mas fuerza. Olvídate de abonar con fertilizantes químicos hasta que haya pasado un poco de tiempo.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Jardín
Ultima modificación: 07/05/2012