Como tratar las piedras de vejiga en los gatos

Nuestras mascotas felinas como las personas pueden llegar a desarrollar piedras en la vejiga lo cual, como puedes imaginarte es bastante doloroso.

Las piedras obstruyen la vejiga del animal e imposibilitan que este pueda orinar pudiendo provocar toda otra serie de enfermedades que pueden llegar a hacer que nuestra mascota muera.

Hay dos formas de reconocer que nuestro gato tiene piedras en la vejiga. La primera y más visible es que cuando vaya a orinar notaremos la presencia de sangre en esta pues la piedra está irritando las paredes de la vejiga y produce el sangrado. La segunda forma de reconocer que nuestro gato tiene piedras en la vejiga es que le será imposible mear y se pondrá a maullar de dolor, estará violento y mostrará claros síntomas de que esta sufriendo dolor.

Existen dos formas de tratamiento y las dos pasan por manos de un veterinario. En el primer caso, el veterinario recetará una medicación y una dieta a seguir para intentar reducir el volumen de la piedra de la vejiga. En caso de no lograrlo, se deberá aplicar la otra forma de tratamiento, habrá que pasar por quirófano. Es una operación sencilla en la que se anestesiará al gato complemente y en la cual se le extraerán las piedras de la vejiga. No supone ningún riesgo para la mascota y en cuatro días la tendremos totalmente recuperada.

Si ves que tu gato se comporta de una forma rara y le pasa lo que hemos descrito no la hagas sufrir y llévala al veterinario. Él lo haría lo mismo por ti.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Mascotas
Ultima modificación: 10/01/2012