Enfermedades más comunes de los gatos mayores

La vida media de un gato doméstico, de interior, se encuentra alrededor de los quince años. Un gato se considera viejo cuando tiene más de diez años. El envejecimiento es la causa de algunas enfermedades comunes de los gatos.

Cuando los gatos envejecen, tienden, igual que nosotros y el resto de animales, a desarrollar enfermedades metabólicas, neoplásicas o degenerativas. Además, se producen en esta etapa de su vida una serie de cambios fisiológicos o adaptativos.

Disminuye la función del estómago y de los intestinos produciendo una pérdida de peso y, en ocasiones, estreñimiento. El estreñimiento se debe, además de a la disminución de los movimientos intestinales, a que los gatos mayores beben menos cantidad de agua.

Es común en los gatos viejos la pérdida de tono muscular que les puede llevar a producir rigidez en las articulaciones. Durante la vejez, se reduce su agilidad y movilidad.

También es común la acumulación de sarro en los dientes, que les produce enfermedades e infecciones en la boca como gingivitis. Estas molestias provocan la disminución del apetito del gato, aunque esto también puede ser producido por otros motivos como la disminución del sentido del olfato y del gusto.

Disminuye la capacidad del sistema inmunitario para defenderse de las infecciones, por eso es más fácil que un gato mayor enferme. También pueden aparecer tumores, problemas cardíacos o pulmonares.

En los ojos pueden aparecer papilomas que pueden ser extirpados o cataratas. Las cataratas bilaterales pueden ser un síntoma de diabetes, hay que llevar al gato al veterinario para que sea diagnosticado y tratado si fuera el caso.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012