Cómo conseguir el estilo desenfadado de Adam Sandler

Si eres un ferviente seguidor de nuestros títulos, te habrás cansado de leer la frase de que, a la hora de copiar un estilo, ¡lo imprescindible es la actitud! Si, por el contrario, ésta es la primera vez que lo lees, debes saber que es la clave principal. Así lo demuestra el estilo de Adam Sandler, el desenfadado y distendido siempre joven actor estadounidense. Si quieres imitar su estilo, entonces, debes empezar por intentar sentirte de este modo.

Quizá aquí ya no se trate tanto de enfrentarse al espejo sino enfrentarse con lo más gracioso, infantil y amable que puedas sacar de tu interior. Como habrás notado, ni siquiera vistiendo un chaqué, traje de elegancia por excelencia, Adam parece lucir formal. Esto se debe a que su postura nunca se encuentra rígida y erguida, como es propio de los hombres que quieren imponer su presencia demostrando sentirse seguros de sí mismos. La posición levemente inclinada hacia adelante de sus hombros y cuello, su infaltable y distendida sonrisa y su relajada mirada hacen quizás la mayor parte de su estilo. El estilo de un hombre consciente de que su mejor arma de seducción es el humor y la eterna juventud que éste trae de su mano.

Respecto del vestuario, no es en absoluto difícil de imitar ni muchos menos incómodo: debes juntar en tu armario una basta colección de prendas informales de firmas deportivas, tales como camisetas de cuello redondo, sudaderas, camisas a cuadros, jeans y zapatillas. No debes escatimar en cuanto a colores y estampados, recuerda que ellos son la expresión de tu estado anímico, de modo que, en este caso, deberás llevar siempre colores y estampados llamativos. La clave en este caso es llevar siempre y, sea cual sea la prenda de que se trate, tallas bien holgadas y cómodas. Si llevas camisa, cuida que siempre sea estampada, principalmente de a cuadros, y úsalas abiertas con una camiseta por debajo.

En cuanto a los accesorios, olvídate de las ajustadas corbatas y los incómodos lentes de sol – a menos que cuentes con un modelo deportivo-, sólo asegúrate de tener una amplia variedad de gorras de béisbol y alguna boina de color claro o a cuadros que te permita vestir de elegante sport para alguna ocasión muy especial. Del peinado, ya puedes olvidarte. Lleva el cabello corto, con unas pequeñas patillas y déjalo crecer y moldearse naturalmente. Ya verás, la clave para imitar el estilo de Adam Sandler, ¡es empezar por relajarte!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Moda
Ultima modificación: 07/20/2012