Cómo peinarte en el día de tu boda

La boda es una ocasión sumamente especial en la vida de cualquier persona. Todas queremos lucir radiantes y más bellas que nunca en este día que quedará eternizado en el recuerdo, las fotografías y las cámaras. Lo ideal es empezar por preparar todo con anticipación para que esa mañana te sorprenda llena de energía, seguridad y ansiedad por lucir tu vestuario. Tanto éste como el peinado deben seguir un factor primordial: la comodidad que brinda utilizar tu estilo personal como guía. Nunca lo dejes de lado, porque esto quedará trascenderá tu actitud y quedará impreso en tu posición corporal.

A la hora de elegir el peinado, asegúrate de consultar antes con un esteticista de confianza y probar el peinado elegido tantas veces como sea necesario. Lo más conveniente es considerar que debes optar por un peinado que te sea muy cómodo y que puedas mantener intacto toda la noche de modo que si, en algún momento decides cambiarlo, sólo sea por tu propio deseo.

Uno de los factores de mayor influencia en la elección del peinado será la hora y el lugar en que se realice la celebración. Por lo general, lo más adecuado para la noche son los recogidos mientras que para el día puedes lucir el cabello suelto e incluso natural. El siguiente factor ineludible en la elección será la combinación con el estilo que hayas escogido para tu vestido, asegúrate de elegir éste con anterioridad. Recuerda que el maquillaje también es un detalle a combinar, deja los más cargados para los peinados recogidos y elige los livianos para el cabello suelto, optando por destacar la mirada o los labios, nunca ambas cosas a la vez.

El escote del vestido te brindará una clave sobre el tipo de peinado a escoger: los escotes cerrados suelen exigir lucir el cabello recogido para no perder de vista el cuello y equilibrar la figura, mientras que los escotes permiten dejar caer sobre los hombros y pecho el cabello.

Por otro lado, si tienes la cara alargada puedes considerar llevar un peinado que otorgue volumen a los laterales e incluso complementos que adornen la zona frontal superior del rostro. Si tus rasgos faciales son angulosos, lo ideal es suavizarlos con formas orgánicas a su alrededor, como bucles y accesorios curvilíneos. Considera que los tocados de flores son los más adecuados para llevar con el cabello suelto o un estilo informal. Si, por último, tienes el rostro redondeado, utiliza peinados que dejen caer sobre las zonas laterales del rostro ligeras secciones de cabello para estilizarlo.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Moda
Ultima modificación: 07/20/2012