Cómo prepararse para el verano con la operación bikini

Como todas sabemos, lo ideal para llegar perfecta al verano es tener siempre en mente el lema básico del boy scout: ¡estar siempre listas! Si este año te lo has olvidad y te agarran las temporadas más calurosas de improviso, no te preocupes, podrás salir triunfante de este invierno pero, por favor, recuérdalo para el próximo año, ya que la desesperación es la peor enemiga de la belleza.

Lo primero que puedes hacer es comenzar por depilarte por completo, tal como si hoy mismo fueras a lucir tu traje de baño, esto te dará más confianza y preparará a tu piel para ser tratada. Luego, pruébate ese preciado instrumento de veraneo que es el bikini, revisa cuáles son tus peores debilidades y concéntrate en solucionar esas: lo que no hacemos en un año, no lo lograremos en una semana, pero por eso no dejaremos de intentar que suceda.

Consigue un producto exfoliante para el cuerpo y destínalo a ocupar un lugar principal en la ducha. Antes de aplicarlo, utiliza una esponja vegetal o guante exfoliador por varios minutos y por todo tu cuerpo. Luego, aplica el producto exfoliante masajeando muy bien la zona donde lo coloques, con movimientos profundos y circulares desde las zonas inferiores a las superiores, a fin de que pueda penetrar y actuar adecuadamente, a la vez que estimulas la irrigación sanguínea. Ésta logrará que tu piel luzca rejuvenecida y, si ya se han ido los días más fríos, también puedes lograrlo dándole un golpe de agua fría a tu cuerpo una vez que hayas terminado la exfoliación. Esto ayudará también a que tu piel no se reseque si es propensa a ello.

Seca completamente tu cuerpo e hidrátalo repitiendo los masajes profundos y circulares. Considera esta operación un nuevo hábito cotidiano y habrás logrado lo más importante. Por lo demás, asegúrate de adquirir un protector solar adecuado y un gel postsolar para utilizar por las noches.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Moda
Ultima modificación: 07/20/2012