Aprender a caer de un caballo: cómo evitar daños importantes

Si montas a caballo con regularidad, tarde o temprano te caerás. Es indispensable perder el miedo a una posible caída porque el miedo da inseguridad y esta inseguridad puede ser la causa de un accidente.

El mejor modo de perder el miedo a caer, es saber cómo caer sin hacerte demasiado daño. En ocasiones, al jinete no le da tiempo a reaccionar durante el accidente, pero en muchas otras sí que puede evitar daños mayores si sabe qué hacer.

Si tienes la certeza de que vas a caerte, debes soltar los estribos, dejando los pies sueltos. Así tus pies no quedarán atrapados en los mismos. También es conveniente soltar las riendas para no provocar movimientos bruscos en el caballo y para que no se te enreden las manos.

Lo deseable es conseguir coger algo de impulso para caer lo más lejos posible, evitando de esta manera que el caballo te pise. Muchos jinetes recomiendan algunos conocimientos de judo u otras artes marciales en las que se enseña a distribuir el peso en una caída y a rodar para no hacerse daño y para alejarse del caballo de una manera segura.

Hay que recordar que la equipación en la hípica es una cuestión de seguridad. Se evitan daños importantes en una caída simplemente montando bien equipado. El uso del casco es obligatorio, el del chaleco protector no pero es muy recomendable. Se debe montar con un pantalón y un calzado adecuado, caerse del caballo con pantalón corto te destrozará la piel de las piernas.

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012