Cómo construir un terrario para tortugas japonesas

La tortuga japonesa o galápago de Florida es una tortuga semiacuática originaria de la región que comprende el sureste de los Estados Unidos y el noreste de México. Una explicación de por qué se les llama tortugas japonesas, a pesar de no provenir de Japón, es que dentro del ojo tienen una pequeña raya horizontal negra, que les da la apariencia de tener los ojos rasgados.

Las tortugas japonesas deben vivir en un acuaterrario con un tamaño proporcionado al de la tortuga. Puedes calcular las dimensiones del mismo midiendo a tu tortuga. El mínimo es quince  litros de agua por cada centímetro de longitud del caparazón de tu tortuga.

Aunque se comercializan muchos acuaterrarios distintos, a veces no encontramos uno conveniente para nuestra tortuga. Pero puedes construir uno de una manera sencilla y barata. Los materiales más adecuados para un acuaterrario son el cristal y el plástico.

Para mantener el agua limpia, es conveniente colocar un filtro. Sin esta medida higiénica, proliferarán algas y microorganismos en el agua que pueden hacer enfermar a tu tortuga. También es necesario controlar la temperatura de la  misma, debe ser constante y estar entre los 24 y los 26ºC.

Además del estanque de agua, la tortuga japonesa necesita en su acuaterrario un área de descanso en la que poder secarse. Sería adecuado que pudieras colocar una lámpara de rayos UVA/UVB sobre la zona de descanso. Con esta radiación, tu tortuga japonesa podrá sintetizar algunas vitaminas necesarias para metabolizar el calcio y mantener sano su caparazón.

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012