Cómo construir un tortuguero en el jardín

Un buen hogar para tus tortugas aumentará su calidad de vida. Si tienes un jardín y el clima en tu región es el adecuado, construir un tortuguero en él sería una idea estupenda. Si el clima no es el adecuado, siempre puedes instalarlo en un invernadero.

Cómo debe ser el tortuguero depende de qué tipo de tortugas tengas, pues no todas tienen las mismas necesidades. La principal característica a tener en cuenta es si las tortugas son terrestres o acuáticas. Pero hay otras cuestiones a tener en cuenta, como la cantidad y tamaño de las mismas.

Las tortugas acuáticas necesitan un gran habitáculo para nadar, tan grande como puedas, y un espacio pequeño para tomar el sol. Las tortugas necesitan tomar el sol para sintetizar el calcio, la vitamina E y otros componentes vitales. Para mantener el agua limpia, necesitas un filtro que al menos filtre el doble del agua que contiene el estanque cada hora. Puedes decorar el fondo con cantos o gravilla, pero no conviene que pongas una gran cantidad para que no les moleste al nadar y para que sea fácil de limpiar.

Si tus tortugas son terrestres, debes conseguir un contenedor de gran tamaño, plástico o de otro material. Llénalo de arena y tierra, conteniendo la mezcla más tierra que arena. El espesor de la mezcla, debe ser mayor de seis centímetros, así tus tortugas podrán cavar en ella. Las tortugas necesitan hacerlo para regular su temperatura. Además debes tener en cuenta el origen de la especie a la que pertenecen tus tortugas, las especies tropicales necesitan una alta humedad y musgo húmedo.

 

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012