Cómo elegir la mejor jaula para nuestro periquito

Los periquitos son aves de origen australiano que viven en su hábitat natural en grandes bandadas, anidadas en los eucaliptos. Son aves muy sociables que, aunque pueden vivir solos y esto puede ser conveniente si deseas adiestrarlo, prefieren vivir acompañados por otros periquitos.

Los periquitos son aves de pequeño tamaño por lo que sirve casi cualquier jaula del mercado. Sin embargo, debemos hacernos con una jaula tan grande como podamos, para felicidad de nuestros animales. El mínimo aceptable es una jaula de unos cincuenta centímetros de ancho, siendo menos importante la altura de ésta aunque, para que el periquito no pase todo el tiempo en el fondo de la jaula, conviene elegir una en la que podamos colocar varios palos dentro, a distintas alturas, para que el periquito pueda saltar de uno a otro.

La jaula debe tener doble fondo para que sea más fácil limpiarla sin molestar al pájaro. Como tienen un pico bastante fuerte, los alambres deben ser resistentes. También necesitan un comedero y un bebedero.

La jaula puede colocarse en el exterior siempre que no le dé el sol directamente, o al menos media jaula esté a la sombra, ni el viento, porque pueden resfriarse. Aguantan mejor el calor que el frío. En situaciones de mucho calor, es conveniente pulverizarles un poco de agua para resfrecarlos.

Si sólo tienes un periquito, no le pongas un espejo. Existe la falsa creencia de que les ayuda a superar la soledad, pero lo cierto es que les puede ocasionar más problemas que beneficios.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012