Cómo reciclar el aceite usado

El aceite usado es un residuo peligroso porque contamina el agua. Nunca debe tirarse por el fregadero, es difícil separarlo del agua y un litro de aceite puede contaminar hasta cincuenta mil litros de agua. Además, estropea las tuberías y dificulta el trabajo de las depuradoras. Por estos motivos, es conveniente reciclarlo o reutilizarlo, y hay múltiples opciones para hacerlo.

Existen empresas que se dedican a la recogida de aceite usado. Lo recogen gratuitamente y a domicilio, en hogares, comercios, instituciones y restaurantes, o instalan contenedores. Estas empresas se dedican habitualmente a la fabricación de biodiesel. Aunque el aceite usado también se utiliza en la fabricación de abonos, pinturas, jabones, lubricantes, etcétera.

Si en tu localidad no hay ninguna empresa que preste este servicio, guarda el aceite usado en casa, hasta que acumules una buena cantidad, y luego llévalo a un punto limpio. Para guardarlo puedes usar botellas de plástico o garrafas.

Un punto limpio es un espacio abierto, público, de uso gratuito, que dispone de una numerosa cantidad de contenedores especializados en distintos residuos peligrosos. Suelen estar a las afueras de las ciudades y son gestionados por el ayuntamiento o la mancomunidad de municipios correspondiente.

Otro modo de deshacerte del aceite usado, es emplearlo en la fabricación casera de jabones. Necesitas aceite usado colado, agua, sosa caústica y sal, y se le pueden añadir hierbas aromáticas u otros tipos de aromas. Es fácil de hacer, pero hay que tener cuidado con la sosa porque puede producir quemaduras. Este jabón casero es especialmente bueno para lavar la ropa.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Naturaleza
Ultima modificación: 07/20/2012