Como cuidar un piano para que dure más

La compra de un piano es una inversión estupenda, que proporciona años de gozo y diversión. El único requisito es cuidarlo debidamente para que se conserve en buenas condiciones… ¡Y eso no es difícil si se conocen algunos puntos básicos!

Consejos

  • No coloque el piano cerca de una puerta que se abre con frecuencia, ni tampoco junto a un ventanal soleado, un radia­dor o un aparato de calefacción. Los cambios bruscos de temperatura pueden hacer que el mecanismo se contraiga o, por el contrario, que se expanda.
  • No manipule el interior del piano. Cuando note algún sonido fuera de tono, llame a un afinador profesional. Con respecto a esto, recuerde lo siguiente: un piano nuevo debe afinarse cuatro veces durante el primer año, y dos veces por lo menos los años siguientes.
  • ¿Han escogido los insectos su piano como hogar? No se le ocurra por nada del mundo tratar de exterminarlos por su cuenta. Llame a un profesional (¡y lo antes posible!) para que se haga cargo del problema.
  • No coloque bebidas ni jarrones con flores naturales sobre el piano. Además del posible daño que le causaría la humedad al terminado de la madera, si un derrame de agua se filtra al interior pudieran oxidarse las partes de metal, pegarse unas a otras las piezas movibles o surgir otros problemas.
  • Toque su piano con frecuencia. Esto evita que las piezas se oxiden y que el polvo se acumule en la parte de adentro. Y no se preocupe si su ejecución no está a la altura de la de un concertista profesional. Después de todo, ¡usted compró el piano para disfrutarlo a su manera!

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 06/22/2012