Cómo curar un resfriado con remedios caseros

Un resfriado común, también conocido por los especialistas como nasofaringitis, rinofaringitis o coriza, es una infección casi siempre viral que cursa durante siete a diez días sin mayores consecuencias que el malestar generalizado.

Hay varios remedios caseros que, aunque sus efectos no están probados científicamente, han recibido el aval empírico de infinidad de pacientes a lo largo de la historia.

Caldo de pollo. Una dieta a base de esta sopa durante los resfriados tiene millones de seguidores en los Estados Unidos y otros países. Ya el filósofo Moses Maimonides se refería a ella hace nueve siglos.

Inhalaciones de vapor de agua. Otro remedio clásico y probado en la práctica. No hay que añadirle nada al agua hirviendo, aunque algunos le ponen yerbas medicinales o mentol. La sesión antes de ir a la cama no puede faltar.

Jarabe de orégano. Origanum vulgari es el nombre científico de este arbusto de excelentes cualidades expectorantes. Puede adquirirse en tiendas naturistas o confeccionarse en casa.

Sebo de carnero. Cuando hay obstrucción en las vías respiratorias por mucosidad asociada a un resfriado, cubrir el pecho y la garganta con esta sustancia sebácea permite proteger dichas zonas y evitar que pierdan temperatura en contacto con la intemperie.

Agua con jugo de limón. Sin azúcar, claro. El agua es el desintoxicante universal por excelencia, mientras el jugo de limón aporta valiosos minerales y vitamina C en abundancia, elementos requeridos por el sistema inmunológico. Un vaso cada una hora movilizará de inmediato la función renal y aportará lo suyo en la lucha contra el resfriado común.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 06/27/2012