Cómo curar una picadura de abeja

Las picaduras de abejas son muy frecuentes en primavera y verano, y es que es en esta fecha cuando hay más polen y estos insectos están más activos. Los primeros síntomas es un dolor intenso cuando se produce la picadura con un hinchazón progresivo en las 24 horas siguientes y luego una sensación de picor tremendo. Estos efectos pueden ser más molestos aún si no se aplica un remedio adecuado después de sufrir la picadura.

Los primeros síntomas que sufrimos cuando una abeja nos pica es que lo que ha pasado es que ha introducido su veneno en nuestra piel y luego el insecto muere. Lo que debemos hacer es no apretar ese veneno, quitar el saquito que nos ha dejado pegado y durante 20 minutos aproximadamente frotar la zona afectada con un algodón y bicarbonato para sí neutralizar el veneno, disminuir el dolor y evitar una reacción más grave. A partir de ahí tomaremos un analgésico. SI vemos que se nos inflama, si tenemos dificultad de tragar o de respirar, vómitos o malestar en general lo que tenemos que hacer es acudir a Urgencias para que nos mire un médico y nos ponga un tratamiento.

Si a una persona que ya sabe de su alergia a alguno de estos venenos es picada, se le debe inyectar el antídoto que siempre debe llevar consigo. En los demás casos, una picadura aislada de abeja no reviste mayor problema que el dolor y las molestias asociadas. SI fuera un conjunto, lo que debemos hacer es acudir a urgencias sin dudarlo.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 07/10/2012