Cómo detener una hemorragia nasal

Las hemorragias nasales suelen producirse habitualmente en algunas personas ya que pueden ser propensas a ella.  Normalmente las causas suelen ser por tener la nariz demasiado reseca, crear costra y cuando se cae produce sangre, por una temperatura demasiado fría, por golpes o roturas, por sonarse con fuerza, por las cambios de presión, o por diferentes enfermedades que podamos tener como coagulación sanguínea, pólipos en la nariz o rinitis.

Ahora te vamos a dar algunos consejos para solucionar rápidamente, si eres propenso a las hemorragias nasales, si conoces a alguien , o si te encuentras alguna vez en este caso, y cortarlas lo mas rápido posible y de la mejor manera.

Para intentar detener la hemorragia, lo que tenemos que hacer es apretar con suavidad la nariz con el pulgar y el índice a la vez que doblamos la cabeza del afectado hacia delante. Nunca hacia atrás ya que la sangre podría llegar a la garganta y tragarse si darse cuenta.

Luego se puede taponar el agujero dañado con un algodón o gasa esterilizada. Dejarlo al menos 10 minutos. Si pasado ese tiempo la hemorragia no para, debemos acudir urgentemente al hospital o clínica más cercana.

Otra de las opciones es aplicarse hielo en la nariz cuando la hemorragia se ha producido por estar en una zona con mucho frío.

Algunos de los consejos para evitar las hemorragias son, evitar fumar, ambientes demasiado húmedos, medicamentos que impiden la coagulación y evitar los alimentos con propiedades anticoagulantes, y sobre todo comer muchos alimentos ricos en hierro.

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 10/16/2012