Cómo prevenir y curar el dolor de cabeza

El dolor de cabeza suele ser síntoma de las más diversas situaciones estresantes, dolencias y padecimientos, tales como desajustes visuales, parámetros ambientales desfavorables, tensión de trabajo o estrés, cambios en la presión arterial, trastornos sicológicos, crisis hormonales, estados virales, infecciones diversas y enfermedades crónicas desde las cardiovasculares, la diabetes y la gota hasta el cáncer.

En medio de este maremágnum de causas y azares, resulta peligroso eludir al facultativo tanto frente a un dolor súbito de cabeza como ante uno más leve y difuso pero demasiado prolongado o repetitivo.

De cualquier manera, siendo un síntoma muy común y generalmente benigno, los dolores de cabeza pueden enfrentarse tanto por vía medicamentosa convencional –analgésicos industriales como la aspirina y el ibuprofeno- como mediante tratamientos alternativos -acupuntura, relajación, meditación-.

Cada persona conoce sus propias vías de atenuar el dolor de cabeza, pero muy pocos piensan en su prevención. Porque a pesar del amplio abanico de las posibles causas de su aparición, los dolores de cabeza responden muy bien a ciertos reajustes en los estilos de vida.

En líneas generales y obviando la posible puntualidad de alguna causa concreta conocida, un estilo de vida sano y balanceado, basado en una alimentación adecuada en cantidad y calidad así como en la práctica sistemática de ejercicios físicos, meditación trascendental y una combinación favorable de trabajo y esparcimiento marcan las pautas a seguir para evitar en lo posible los dolores de cabeza.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 06/19/2012