Cómo puedo superar el TOC

El TOC es el Trastorno Obsesivo-Compulsivo, un trastorno de ansiedad que se caracteriza por obsesiones (pensamientos repetitivos, indeseables, desagradables) y compulsiones (rituales de comportamientos o acciones que una persona está obligada a hacer).

La mayoría de las personas con trastorno obsesivo-compulsivo tiene tanto obsesiones como compulsiones. En la mayoría de los casos, las obsesiones son el problema inicial y el desarrollo de compulsiones es una forma de la mente para neutralizar los pensamientos obsesivos. Cuando hay obsesiones y compulsiones empieza un círculo vicioso. Las obsesiones son pensamientos incontrolables, siempre involuntarios. Las personas que tienen las obsesiones suelen saber que los pensamientos no tienen sentido, pero son impotentes y no pueden detener la continuación de los mismos. Las obsesiones comunes en las personas con TOC son el temor de contaminación, el miedo a la suciedad o nada sucio, imágenes sexuales incontrolables o pensamientos que pueden ser desagradables e imposibles de detener, supersticiones y la excesiva atención por las cosas que considera que dan suerte y las que no, un deseo de orden y simetría donde las cosas deben colocarse y alinearse de una manera particular o patrón.

Una compulsión es una acción o comportamiento que una persona hace repetidas ocasiones y que no puede parar de hacerlo. El desarrollo de las compulsiones es el resultado de la mente buscando una manera de acabar con los pensamientos obsesivos, por lo que muchas veces hay un vínculo entre la obsesión y la compulsión. Las compulsiones comunes que se desarrollan en las personas con trastorno obsesivo-compulsivo es lavarse las manos, acaparar, el doble control, la limpieza y el recuento.

Para tratar el trastorno-obsesivo compulsivo hay que saber cuál es la causa que da ansiedad porque en casi todos los casis hay ansiedad o miedo que hace que las personas desarrollen estas obsesiones y compulsiones para no tener esa ansiedad. Cuando se sabe cuál es la causa, el tratamiento suele ser mucho más eficaz que en aquellos que tratan de resolver el trastorno obsesivo-compulsivo directamente. Para superar el trastorno obsesivo-compulsivo hay que tener los pensamientos y enfrentarse a ellos, no intentar no pensarlos y dejar de alimentar esos pensamientos porque así, poco a poco, serán más débiles y no serán un problema.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 03/20/2013