Como tratar una picadura de abeja

El tratamiento de una picadura de abeja depende en la medida de si somos alérgicos o no. A pesar de que sea dolorosa, las picaduras de abeja en el caso de no ser alérgicos se basará en retirar el aguijón, lavar la herida con agua y jabón y aplicar hielo. Existen otros remedios caseros como restregar un diente de ajo en la zona de la picadura o aplicar un poco de barro ya que este aliviará y refrescará la zona de la picadura.

En el caso de ser una persona alérgica deberemos llevar con nosotros siempre un kit antipicaduras. Estos kits se componen de una aguja con un medicamento que requiere prescripción médica y que es elaborado en base a la persona según la proporción indicada por un alergólogo.

La forma de tratar la picadura no dista de la forma de retirarla en caso de no ser alérgicos pero deberemos llevar especial atención a la hora de retirar el aguijón ya que este contiene una cápsula que contiene el veneno y en caso de hacerlo con los dedos podemos provocar que entre más veneno en la corriente sanguínea de nuestro cuerpo. La forma correcta de retirar el aguijón será pues con la ayuda del filo de un chuchillo raspando cuidadosamente hasta lograr quitarlo. Luego lavaremos con aguja y jabón y aplicaremos la inyección del kit antipicaduras.

Si no sabemos si somos alérgicos los síntomas serán los de la inflamación de los ojos, nariz, garganta y oídos. Además podremos sufrir algún problema intestinal como vómitos o sufrir diarrea junto a tener dificultades respiratorias. También podemos sufrir desmayos, urticarias, tener una bajada de tensión o que se nos hinchen los labios entre otros síntomas por lo que será conveniente en caso de detectar alguno de estos síntomas el acudir a urgencias inmediatamente.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 10/01/2012