Cómo usar un preservativo correctamente

Los preservativos son un anticonceptivo de barrera que, por añadidura, reducen notablemente el contagio de enfermedades de transmisión sexual como la sífilis, la gonorrea, los herpes y el VIH. De ahí la importancia de propagar su uso correcto. Veamos algunos consejos para lograrlo.

  • Elije una marca de preservativo reconocida por su calidad, alejando así la posibilidad de que se rompan durante el acto sexual.
  • Compra una talla adecuada al largo de tu pene en erección.
  • Siempre ponte el preservativo sobre el pene erecto, tratando de que lo cubra desde el prepucio hasta su base de forma ajustada y sin pliegues que faciliten su caída.
  • Usa un preservativo nuevo para cada coito.
  • Con independencia del tipo de relación sexual que practiques, incluyendo el sexo anal y oral, siempre usa el preservativo como medio insustituible de protección mutua.
  • Durante el coito, echa un vistazo de vez en cuando a ver si se ha movido o salido. Si es así, deberás recolocarlo o mejor ponerte uno nuevo.
  • Si practicas la alternancia entre los coitos vaginal y anal, cuando vayas del primero al segundo comprueba que el preservativo sigue correctamente colocado.
  • En el caso contrario –del ano a la vagina- deberás cambiarlo por uno nuevo para proteger la salud del órgano sexual de tu pareja, pues en el recto concurren varios microorganismos que podrían trasladarse a la vagina.

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 06/27/2012