Como usar una copa menstrual

En nuestra sección de cuidado e higiene íntima femenina os presentamos las copas menstruales. Si no sabes lo que son, no te alejes mucho porque hoy te vamos a explicar para qué sirven y cómo utilizarlas.

Actualmente, las copas menstruales son muy poco conocidas, ello se debe a que son baratas y tienen una vida útil larga por lo que a sus productores no les conviene gastar grandes sumas de dinero en campañas publicitarias. Una copa menstrual puede durar hasta 10 años si se utiliza correctamente y se mantiene en buen estado. Debido a su larga durabilidad, ayudan a preservar el medio ambiente. Tienen forma cónica y por lo general son de silicona o látex. Pero ¿para qué sirven? Si aún no te has dado cuenta, las copas menstruales se utilizan durante los días de menstruación, se podría decir que es una alternativa a las compresas o los tampones. La diferencia es que la copa menstrual no absorbe el flujo sino que lo almacena en su copa. Además de todas estas ventajas, el uso de la copa no está asociado a problemas de sequedad o al Síndrome del Shock Tóxico por lo que son beneficiosas para nuestra salud.

Si aún no te has convencido de las ventajas que supone usar las copas menstruales sigue leyendo cómo se utilizan y verás que su mecanismo es más fácil que el de un chupete.

Antes de comenzar, recordaos que es muy importante lavarnos las manos antes y después de su utilización para evitar posibles infecciones.

Para introducir la copa, la doblamos en forma de U, la acercamos a los labios de la vagina, la metemos con cuidado y dentro ella sola se expande. La copa crea un efecto ventosa que le impide moverse de su sitio.

Quitarla es igual de sencillo que ponérsela. Nos sentamos en el W.C., cogemos con dos dedos la base de la copa, hacemos un poco de fuerza con los músculos de la vagina y agarramos un poco más la copa y apretamos eliminando así el efecto ventosa. Tiramos suavemente de ella y la retiramos.

Por último, la vaciamos, la lavamos con un poco de agua y algún jabón que no sea muy agresivo y vuelta a empezar. Si tenéis, podéis usar gel íntimo para lavarla.

 

 

Comentarios

Sobre el artículo

Categorias: Salud
Ultima modificación: 10/01/2012